El concepto de peluquería 2.0 hace alusión a la mejora de la decoración del salón, distribución de los espacios, ambientes, atención al cliente y desarrollo on-line en redes sociales.

Y de todo lo mencionado, lo que parece realmente imprescindible son las herramientas 2.0 de Internet. Pues las redes sociales permiten a los peluqueros difundir sus servicios para llegar al mayor número de usuarios posible. Dado a que la peluquería es muy visual, se puede fotografiar los resultados y publicarlos en la red para atraer a nuevos clientes. Y es que son muchos los ejemplos que demuestran cómo el marketing en internet funciona y ayuda a permanecer y crecer. Incluso para aquellos profesionales que no puedan disponer de un salón, las redes sociales son una opción para ejercer el oficio, pues pueden hacer de sus propias cuentas una “academia”. Aunque es cierto que conseguirlo implica llevar a cabo estrategias para venderse adecuadamente y crear una imagen potente que llame la atención.

Y si estás interesado en sumarte a esta iniciativa tan digital, te ayudamos a detectar los contenidos que debes tener en cuenta:

– Fotografías del antes y después del trabajo: De esta manera demostrarás la calidad de los resultados.

– Fotografías del proceso: Es clave que los usuarios te vean trabajar con el cliente para aumentar la cercanía y confianza.

– Fotografías cargadas de emociones: Las fotografías con los clientes en sus momentos especiales es ideal para potenciar el valor de tu servicio.

– Fotografía profesional: Entre todo el ruido de información en las redes, hay que conseguir que los usuarios se paren a ver tu foto. Y lo que hará apreciarla es su calidad y aspecto profesional.

Y de este evento destacamos el pabellón para las barberías. ¡Sí! ¡2019 no deja de lado a los barbudos! Nos alegra saberlo, pues ello requiere de profesionales que dominen las técnicas de mantenimiento. Pero ¿cuáles son las que están arrasando este año? ¿Cómo lograr su adecuado aspecto?

La barba top en 2019: barba “sí, pero no”

Esta barba también llamada “de los 3 días” es la estrella del 2019, o sino que se lo digan a Bradley Cooper, Ryan Gosling o a Pablo Alborán. Pasados los tres días, se debe repasar con las tijeras o la máquina para quitar volumen. La clave es mantenerla cuidada para que la barbilla se marque y quede definida. Sin duda es la más cómoda, sin necesidad de aceites o bálsamos.

La era de la perilla noventera

Lo nunca visto, vuelven las perillas al estilo Jhonny Depp. Ya no solo se ve la invasión del pasado en la ropa, sino en estas barbas naturales cada vez más vistas este año. Recalcamos la palabra natural, pues no se aceptan aquellas súper perfiladas. Para conseguirla es importante retocar las mejillas y el mentón para que se vean limpias, dejando así solo crecer pelo en la barbilla y zona del bigote.

¿Dónde quedó la barba de leñador?

Que no sea la tendencia del 2019 no quiere decir que desaparezca. Ahora se prefiere dar uniformidad a las barbas largas hípsters con cera u otros productos. Lo importante para que quede elegante es recortar los pelos de las mejillas y evitar que se despeine. Es cierto que aumenta el tamaño del rostro, pero más aumenta la masculinidad.